miércoles, 16 de marzo de 2016

LONDRES

¡Qué ciudad!

Digan de la comida inglesa, no se puede negar que el desayuno se lo trabajan:




La teoría la tenemos clara: gran desayuno, sandwich rápido a medio día y cena algo más contundente.

La aplicación de la teoría no tanto: hay comida por todos lados y los sandwiches son una cosa tan triste que acabas haciendo como que no te acuerdas del desayuno ligero (arriba inmortalizado) y a eso de la una (hora local) almuerzas en una terracita en Candem al tibio sol londinense


Un paseo, unas pintas (que donde estén unos botellines fresquitos y/o unas cañas bien tiradas... , pero en fin, allá donde fueres...)


Y ya estamos otra vez zampando. Para cenar un restaurante taiwanés en Chinatown. Curioso el sitio. La puerta cerrada a cal y canto, con un cartel en inglés y en chino diciendo que llames a la aldaba del castillo de Drácula.



Cuando llamas sale una taiwanesa (supongo) que te chilla en inglés con muy mala leche que si quieres cenar, 10 minutos.

Merecen la pena los 10 minutos a la fresca y llevar la mente abierta. Tienen todas esas cosas de las que hablan en Umami como tendones de ternera, patas de gallina o lenguas de pato (y que estaba deseando probar). Como no estaba sola, y ya me miraron revirado cuando pedí los tendones, me quede con las ganas de las leguas de pato, y eso que quienes probaron los tendones reconocieron que están muy ricos.

Los tendones los sirven como aperitivo frío. Tienen una textura bastante firme y son sabrosos y un poco picantes. A mi me encantaron.


Para rematar la faena un clásico fish and chips en un callejón a la espalda Leicester Square


Me encanta Londres.

La comida no es lo mejor, ni lo más barato, ni lo que más me gusta de Londres, pero no deja de ser una experiencia y una oportunidad de ver y probar cosas distintas e impensables en casa.

Estoy deseando volver


martes, 1 de marzo de 2016

LASAÑA


Las cantidades de hoy son para una lasaña de 3 o 4 raciones, pero siempre se puede hacer el doble de relleno y congelar en raciones pequeñas para ir usando a modo de boloñesa con pasta o para hacer una pizza.

Ingredientes:

  • 400 gr de carne picada (mitad ternera mitad cerdo)
  • 1 cebolla gorda
  • 2 dientes de ajo
  • 4 o 5 champiñones
  • 1 bote de tomate natural triturado pequeño
  • 3 o 4 hojas de albahaca fresca
  • Orégano, pimienta negra, aceite y sal
  • placas de lasaña
  • 1 vaso de agua o de caldo de carne
  • 50 gr de queso emmental
Para la bechamel:
  • 1 cucharada de harina
  • 1/2 l de leche
  • aceite, pimienta negra, nuez moscada y sal
Se pone un bol con agua caliente y unas gotas de aceite, se van echando las placas de lasaña una a una, como si fuesen cartas. Se reserva.

Se ponen los ajos en láminas en una sartén al fuego con 3 cucharadas de aceite. Cuando empiezan a oler, se añade la cebolla muy picadita con un pellizco de sal.

Cuando la cebolla está transparente, se echan los champiñones en láminas, se le da un par de vueltas. Se incorpora la carne picada, hay que moverla bien mientras se cocina para que quede suelta y no se hagan pegotones. Se le echa un poco de sal, un poco de pimienta negra recién molida, las hojas de albahaca cortadas con los dedos y una cucharada sopera de orégano seco. Cuando empieza a dorarse, se echa el bote de tomate, se cocina 5 minutos y se baja el fuego al mínimo. Se le dan un par de vueltas de vez en cuando y si se queda muy seca, se añade un poco de agua o de caldo. Se cocina durante unos 45 minutos. 

Mientras se cocina la carne, en una cazuela alta y estrecha, se pone una cucharada de aceite. Cuando está caliente se echa una cucharada sopera de harina con colmo. Se tuesta la harina un minuto sin parar de mover. Con una mano se empieza a añadir la leche en hilo fino y con la la otra se le da vueltas a la cuchara. La leche se va añadiendo poco a poco. Al final, se añade la sal, la pimienta negra recién molida y un poco, poco poco, de nuez moscada.

La bechamel es fácil de hacer, no tiene más secreto que paciencia: cuanto más se cocina más rica está, Hacerla a mano, para que nos vamos a engañar, es un poco coñazo porque te obliga a estar moviéndola y controlándola permanentemente, pero salir, sale.

En la thermomix: Se ponen el aceite y la harina, 2 minutos, 100º velocidad 2 y medio. Se añade la leche, un poco de sal, pimienta negra recién molida y un poco de nuez moscada (cuidado con la nuez moscada). 10 segundos velocidad 6 para mezclar los ingredientes y 7 minutos, velocidad 4, varoma.

Con cuidado para no romperlas, se van sacando las placas de lasaña del agua y se secan con papel de cocina.

En la fuente de horno en la que vamos a montar la lasaña, se ponen 2 cucharadas de bechamel, y se extienden bien por el culo. Se cubre con una capa de placas de lasaña, se echa una capa de relleno, se cubre con otra capa de placas de lasaña, se echan otras 2 cucharadas de bechamel y se extienden sobre las placas. Se echa otra capa de carne, placas, bechamel, carne, placas y el resto de la bechamel.

se le ralla un poco de queso por encima y se gratina en el horno hasta que está dorado.


martes, 9 de febrero de 2016

SOPA DE POLLO


Y que sopa de pollo...

Sustanciosa, reconfortante, con su aquel exótico por el jengibre y la lima, buenísima.

Ingredientes:

  • 1 l de caldo de pollo
  • 1 pechuga de pollo fileteada
  • 1 zanahoria gorda
  • 3 hojas de acelga con su tallo
  • 1 trocito de apio (del tamaño de un dedo)
  • 1 puerro
  • 90 gr de bulbo de hinojo
  • 1 trozo de jengibre fresco (del tamaño de medio dedo gordo)
  • 1 cayenita
  • 1 cucharada sopera de salsa de soja
  • 4 gotas de perrins
  • 1 lima
  • 3 o 4 champiñones y/o unas setas variadas
  • 1 tallo de cebolleta
  • Un poco de cilantro fresco

En una cazuela se pone a hervir el caldo de pollo con la pechuga fileteada finita.

Se lava, se pela y se corta la zanahoria en rodajas oblícuas finitas y se echan a la cazuela.

Se limpia el puerro, y se corta la parte blanca en rodajas oblicuas. A la cazuela.

Se pela el jengibre y se corta en láminas finas. A la cazuela.

Se limpian y se le quitan los hilos a los tallos de las acelgas. Se reservan las hojas. Se echan solo los tallos a la cazuela.

Se lava y se repela un poco el apio y a la cazuela.

Se lava y se corta en juliana el bulbo de hinojo y a la cazuela.

Media lima, una cayenita, 1 cucharada sopera de salsa de soja, 4 gotas de Perrins. Todo a la cazuela y se deja cocer 25 minutos.

Se saca la pechuga de pollo y se reserva. 

Se cortan las hojas de las acelgas y a la cazuela. Se deja cocer 5 minutos más.

Mientras tanto:

Se pica muy fino el pollo y se reparte en dos cuencos.

Se laminan los champiñones y ponen unos pocos en cada cuenco junto con unas setas.

Se corta el tallo de la cebolleta en rodajas finas y se echa un poco en cada cuenco.


Directamente del fuego, se echa la sopa en las cazuelas sobre el pollo, las setas y la cebolleta, un poco de cilantro fresco recién picado por encima y a gusto de cada cual unas gotas de lima. 


viernes, 5 de febrero de 2016

ARROZ CON MEJILLONES


Hoy una de aprovechamiento y reciclaje, una arroz caldoso con unos cuantos mejillones que sobraron de la cena.

Ingredientes:


  • 10 o 12 mejillones con su caldito
  • 3 dientes de ajo
  • 1 pimiento choricero
  • 1 patata mediana
  • 1 tomate
  • Unas hebras de azafrán
  • 250 gr de arroz
  • Agua o caldo de pescado
  • aceite de oliva, sal.
Se le quitan las pepitas al pimiento y se pone en remojo en agua caliente. Se separan los mejillones del caldo y se reservan. Se revisa que no le quede ninguna cayena (si le quedase alguna, se retira). Se pone el caldo (con sus tropezones de cebolla y tomate) en una cazuela al fuego, añadiéndole un poco de agua o de caldo de pescado si es necesario.

Se ralla el tomate y se reserva,

Con ayuda de una puntilla se le saca la carne al pimiento choricero y se reserva.

Se ponen 3 cucharadas de aceite en el caldero y los ajos picados en láminas. Cuando empiezan a oler, se añade el pimiento, se le da un par de vueltas y se echa el tomate y un poquito de sal. 

Se envuelven la hebras de azafrán en un poco de papel de plata y se calientan unos segundos en una sartén.

Se lava, se pela y se corta la patata en trozos pequeños y se echa al sofrito. Un par de vueltas y se añade el arroz y el azafrán, un par de vueltas más y se echa el caldo de los mejillones. Se corrige de sal, se deja cocer 15-16 minutos, se retira del fuego y se deja reposar destapado 5 minutos.



Para beber Atteca 2013

martes, 19 de enero de 2016

ALCACHOFAS RELLENAS

Desde hace un par de meses, volvemos a tener mercadillo casi debajo de casa todos los domingos, y la verdura ya no me mira murria desde el interior de una bolsa de plástico.

 No es que de repente me haya convertido una groupie de las judías verdes ni de la agricultura ecológica, pero si compro la verdura con otra alegría. A veces hasta se me va la mano con la alegría y me veo con dos kilos de alcachofas.


La idea la he sacado de Webos Fritos.

Ingredientes:

  • 10 o 12 alcachofas
  • 1/2 limón
  • 3 cebollas moradas 
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate
  • 100 gr de jamón york
  • orégano
  • aceite de oliva
  • pimienta negra
  • sal
  • 2 lonchas de queso edam
En un bol grande se pone agua hasta la mitad y el medio limón en rodajas, reservando el culo del limón. 

Se limpian las alcachofas: se le quita el rabo y las hojas más duras, se le restriega un poco el culo del limón, se corta un poco la parte de arriba de las hojas y se le sacan los pelillos del corazón con una cucharilla. Se les tornea un poco la parte de abajo dejando una base plana, se van echando al bol.

Se pone una cazuela con agua al fuego, cuando rompe a hervir se añade sal, y cuando vuelve  a hervir, las alcachofas. Se cuecen de 15 a  20 minutos. Se sacan de la cazuela, se escurren bien.

Por otro lado, se pica la cebolla en daditos pequeños, se sofríe en una cucharada de aceite con los  dientes de ajo en láminas, cuando la cebolla está dorada, se añade el tomate rallado y se cocina hasta que se evapora toda el agua. Se echa el jamón york en dados, un poco de pimienta negra, de mezcla todo bien, se corrige de sal.


Se ponen las alcachofas en una fuente para horno, se rellenan con ayuda de dos cucharillas, se cubre cada alcachofa con un trozo de queso y se gratinan en el horno.




sábado, 16 de enero de 2016

SALSILLA DE PATATAS

Otra receta emblemática de la cocina de batalla de mi abuela Isabel. Patatas, huevos y poco más, es un plato sencillo, barato y muy rico.


Ingredientes:
  • 4 patatas gordas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharadita de pimienta negra en grano
  • 1/2 litro de caldo de pollo
  • 2 o 3 huevos
  • Aceite de oliva, agua y sal
Se lavan, se secan, se pelan y se cortan las patatas en láminas de 2 mm de ancho, como para tortilla. Se fríen en abundante aceite. Cuando están doradas se escurren bien de aceite.

Se pone una cuharada de aceite en la cazuela, con los ajos aplastados con el canto del cuchillo y sin piel, la pimienta negra y las dos hojas de laurel. Cuando las pimientas chisporrotean y los ajos empiezan a oler, se añaden las patatas y se le dan un par de vueltas. Se cubren con el caldo. Cuando rompe a hervir, se baja el fuego, se le pone la tapa a la cazuela dejando una rendija para que evapore el caldo y se deja cocer 20 minutos, hasta que las patatas están muy muy tiernas, casi deshechas. Se retira la cazuela del fuego, se añaden los huevos, se mezcla todo bien y se sirve inmediatamente.



domingo, 10 de enero de 2016

HUMMUS

Y casi una año después... he vuelto.



Ingredientes:
  • 250gr de garbanzos cocidos
  • 1 vaso de caldo de cocido
  • 2 cucharaditas de tahini
  • 1 diente de ajo
  • el zumo de medio limón
  • comino
  • sal 
  • aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón picante y/o pimentón dulce
Machacar el diente de ajo con un poco de sal y unos granos de comino (como media cucharadita de las pequeñas de café). Poner en el vaso de la batidora los ajos machacados con los garbanzos, una cucharada de aceite de oliva, el zumo de limón, dos cucharaditas de tahini, una puntita del cuchillo de pimentón picante, medio vaso de caldo y una cucharada sopera de aceite de oliva. Triturar bien añadiendo más caldo si es necesario hasta obtener la textura deseada. Probar y corregir de sal.

Poner el hummus en un cuenco y terminar con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poco de pimentón dulce.